Cambios en el estilo de vida que pueden ayudar a evitar el cáncer

Aunque el llevar una vida saludable no garantiza que no vayamos a desarrollar cáncer en algún momento de nuestra vida, puede darnos puntos a favor y ayudar a reducir nuestro riesgo individual de desarrollar la enfermedad.

Muchos casos de cáncer se pueden prevenir haciendo cambios en el estilo de vida.

El dejar de fumar es la principal manera de prevenir el desarrollo de cáncer de pulmón, garganta, boca, esófago, vejiga, riñón, páncreas, cuello uterino entre otros; mantener un peso saludable, evitando tener sobrepeso y obesidad, es la segunda manera de prevención. La obesidad causa 13 tipos diferentes de cáncer, incluyendo de intestino, mama, útero y riñón, los cuales se pudieran prevenir manteniendo un peso saludable.

La tercera causa prevenible de cáncer es la sobreexposición a radiación ultravioleta, evitando la exposición directa al sol, y aplicándose protector solar, otras maneras de prevención son tomar menos alcohol, comer más alimentos altos en fibra, evitar la contaminación ambiental, evitar ciertas sustancias en el área de trabajo (asbesto) y hacer más ejercicio, mínimo 30 minutos al día de caminata.

Haciendo estos cambios y acudiendo regularmente con su médico para realizar estudios de detección oportuna del cáncer, podrá tener una vida más sana.