Inmunoterapia para el cáncer de Pulmón

Nuevo tratamiento para el cáncer de pulmón
En la última década, los tratamientos, de cáncer de pulmón han experimentado un verdadero cambio de paradigma.
Los científicos han comenzado a centrar su atención, más que en la manera de destruir el tumor, en la forma de reforzar el sistema inmunológico del paciente, para que sea él quien luche contra la enfermedad.
Características positivas de la inmunoterapia para el tratamiento de cáncer de pulmón:
1) Ya no se centra en la destrucción de la célula tumoral desde el exterior, sino en lograr una respuesta inmunológica del paciente que combata el tumor con eficiencia.
2) Si bien los tratamientos inmunológicos, poseen un cierto grado de toxicidad y pueden generar molestias en el paciente, estas últimas son mucho menores que las que se presentan por la aplicación de quimioterapia.
3) Además, es de remarcar que la respuesta inmunológica del paciente posee “memoria”, razón por la que se mantiene en el tiempo defendiéndolo de posibles recidivas.
Uno de los importantes pasos en el que los científicos de todo el mundo se centran con el objeto de mejorar el uso de la inmunoterapia, es encontrar marcadores fiables. Estos podrán indicarles a los oncólogos, qué pacientes responderán mejor a una terapia de estas características .
Los beneficios esperables de la inmunoterapia para el tratamiento de cáncer de pulmón dependerán de:
1) El estado general del paciente al momento del inicio de la terapia.
2) Las diferencias entre el tejido sano y el enfermo en el paciente. Si bien parecería una paradoja, cuanto mayor es la mutación genética entre las células sanas y las tumorales, mejor será la respuesta inmunológica del organismo.
3) Esto dio como resultado que entre un 20 y un 30% de enfermos de cáncer de pulmón en etapas III y IV, sobrevivan.
Condicionamientos específicos de la terapia inmunológica:
Los tejidos obtenidos en una biopsia de rutina, no serán suficientes para recopilar toda la información necesaria en vistas a planificar el tratamiento. En estos casos se recomendará la realización de una segunda biopsia para poder obtener el volumen necesario de material, que permita a los especialistas diseñar la terapia que mejor se adapte a las necesidades del paciente.
El descubrimiento de marcadores fidelignos es el gran desafío que permitirá a los científicos en un futuro -esperamos que próximo-, refinar este tipo de tratamiento para lograr mayores tasas de remisión.